Que nadie duerma, de Juan José Millás

Otra vez vuelvo a leer un libro de José Millás. He encontrado este libro en la biblioteca de mi nuevo barrio en Australia, que, para mi sorpresa, mantiene una colección buena y bastante actualizada de libros extranjeros en idioma original.

A pesar de mi alegría en cuanto a su presencia, el libro ha sido algo decepcionante, si bien con aspectos de interés. Se trata de una mujer solitaria que, después de un cambio de circunstancias, empieza a pensar y a comportarse de manera poco habitual; además, se combinan su vida y el arte de una manera perturbante.

Tal vez si, como hace tres años cuando leí La soledad era esto, fuera mi primera vez leyendo un libro de José Millás, me habría gustado mucho. Pero es que esta novela, su más reciente, se conforma mucho a un patrón ya establecido en sus otros libros, tales como Dos mujeres en Praga y el mismo La soledad era esto.

Tampoco es que el tema de la soledad no me interese. En cambio, la soledad y la dinámica de las interraciones breves son de mis temas preferidas en mi (muy poca) propia ficción, y también me he enfrentado por eso a la confusión de los lectores — ya que los tramas tradicionalmente se conciernan con los conflictos entre los personajes, o de una persona contra los demás, en vez de la ausencia siquiera de la posibilidad de relaciones significativas. Por eso, me interesa cómo José Millás lo retrata.

Sin embargo, esto de que:

1. Haya una mujer solitaria

2. que en la primera página sufra un cambio de circunstancias, generalmente negativa

3. y, probablemente como consecuencia, decida hacer cosas raras

4. que hagan que se involucre en asuntos sombríos (no quiero dar spoilers)

5. y se relacione con otras mujeres de manera rara

6. y además haya un montón de escenas de sexo muy, muy raro

7. mientras que sus amigos/enemigos escritores de alguna manera incorporen todo en sus obras

8. y ¿se me olvidó mencionar el realismo mágico algo forzado?

me está empezando a parecer formuláico, la verdad.

De hecho, aunque lo he terminado de leer, no hay mucho de este libro que me haya gustado. Me ha parecido una historia casi sin vida, no por la soledad de la protagonista, sino por la serie de eventos que son casi predecibles por cualquier persona que ya haya leído otro libro de José Millás. Bueno, los detalles sí varían — pero que haya una muerte, una aventura romántica, un tatuaje… ya me parece pasado.

Para no terminar el poste de una manera mala, me alegro deciros que he vuelto a la biblioteca y he encontrado otro libro en español, de otro autor, que espero leer y reseñar pronto. Incluso antes de esto, podéis esperar otra entrega, ya que también he releído (varias veces, pues fue para un ensayo) The Brief Wondrous Life of Oscar Wao, obra fundamental del espanglish, y solo me queda reseñarlo para el blog. 🙂

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s